EL RETORNO DE ETA, EL RETORNO DE LA NO POLÍTICA

Mañana, día 6 de Junio, ETA romperá oficialmente el alto el fuego, ya en estado precario tras el atentado de la T-4.

El PP no podía esperar mejor noticia. ETA no ha esperado a que se posibilite el cambio en el Ayuntamiento de Pamplona, ni en el Gobierno de Navarra. Fiel a su condición de cuanto peor mejor, ha vuelto a la escena pública para condicionar, aún más, a un ya sobrepresionado Zapatero, que ahora, sin el argumento del principio del comienzo de un posible acuerdo para la Paz, está más contra las cuerdas que nunca.

De nuevo, un clima de violencia nos aleja de la solución política del conflicto vasco. En pleno año electoral, el frentismo y el maniqueísmo serán la tónica, en perjuicio del debate político, y de la exposición de ideas y de modelos. De nuevo, se harán lecturas miopes de la Constitución, todos seremos demócratas o etarras, toda negociación será un precio político y un regalo a ETA. Tampoco espero una gran respuesta, en positivo, del PSOE. De mediocres como Pepe Blanco no espero otra estrategia que no sea la del catenaccio político, la de sacar balones fuera con politiquería mediática, y pedir al árbitro que pite el final del partido, que tal vez, se juegue antes de tiempo, con unas elecciones anticipadas que permitan salvar algunos muebles. La cobardía política, igual que la futbolística, suele tener un precio: sales a empatar, y al final pierdes el partido por varios goles. La incapacidad del PSOE de explicar la España plural, y de convencer a sus propios cuadros de que el proceso de paz era el único camino, ha sido una de las razones del fracaso de este proceso, pese a que la responsabilidad principal es de ETA, que es quien ha reventado el proceso, con la complicidad de Batasuna, que otra vez ha dejado clara su sumisión al aparato militar y su falta de iniciativa política. De nuevo, nuestros compañeros y compañeras de Ezker Batua Berdeak tendrán la desagradecida tarea de hacer de puente entre todas las opciones, buscando un acuerdo político global con todas las opciones que permita salir adelante. Estarán en el punto de mira de la intransigencia de Batasuna y de la hiel hecha política del PP y sus voceros mediáticos. Podemos tener a las puertas otro gobierno del PP, justo en una etapa crucial, donde en Europa nos jugamos muchas cosas, entre otras, el papel que naciones y Estados jugamos. Un eje Rajoy-Sarkozy-Merkel-Kaczynski puede ser demoledor en la resolución final de la arquitectura europea de los próximos 50 años. Lo que nos faltaba: la segunda parte de la aznaridad, y nosotros con el Estatut en el Constitucional.

¡Que lejos queda ahora la tradicional admiración de Batasuna por Irlanda del Norte! ¿Donde están ahora los murales conjuntos del IRA y ETA? Es descorazonador ver como se gesta el gobierno Paisley-McGuiness de Irlanda del Norte, y como aquí, los aprendices de brujo de la liberación nacional, hacen saltar por los aires las esperanzas de paz de la sociedad vasca. Como se puede ver en las cuatro torpes líneas que he escrito a bote pronto, y más llevado por la indignación que no por el raciocinio, ETA ha hecho una gran labor por el pueblo vasco y por el socialismo del cual se reclama, indignamente.

Bakea hemen eta orain! ETA kanpora!