SENTENCIA DEL SUMARIO 18/98: LECTURA CRÍTICA


"Mostraos,
jueces, dignos de ello. Renunciad
a sentimientos que no se avengan. Que a la justicia
acompañe la indulgencia. Si severo

es vuestro juicio, que igualmente sea limpio

como el diamante sin tacha, puro.

Que vuestra labor sea prudente guía

y gobierno para el bien y la generosidad.

Jamás venganza insana."

(K.P. Kavafis. Poemas proscritos. "El voto de Atenea", 1894)



He aprovechado estos días de vacaciones para escribir mi último artículo del año en Bloc Politikon, haciendo una lectura crítica de la sentencia del macrosumario 18/98, iniciado hace 10 años por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que pretendía establecer conexiones directas entre las expresiones sociales de la izquierda abertzale y ETA. La verdad es que me resistí a la tentación de escribir al calor de la repercusión comunicativa del fallo, y he esperado a poder mirarme un poco las 1028 páginas de la sentencia 73/2007, de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. No para hacer ningún alarde de técnica jurídica, sino para tratar con un mínimo de rigor un hecho especialmente grave.

De lo dicho hasta el momento sobre el fallo, me quedo con lo expresado en el
comunicado del Gobierno Vasco sobre la sentencia, que asegura que hemos entrado en el peligroso camino de juzgar y encarcelar por ideas. Con esta sentencia, se ha aceptado como jurídicamente válido, que un Tribunal utilice argumentaciones políticas para enjuiciar a ciudadanos y organizaciones. Incluso a veces con terminología de brocha gorda, de política de bar. Pese a las declaraciones retóricas del Tribunal, se enjuicia a personas y entidades por el hecho de coincidir con el imaginario colectivo de algo que no tiene límites claros ni cuantificables, como es la izquierda abertzale en Euskadi.

La sentencia, en muchos de sus apartados, sería una magnífica guía para discutir sobre la evolución de la izquierda abertzale, la evolución de ETA, y sus formas organizativas en una Facultad de Ciencias Políticas, pero no como relato de unos hechos de los cuáles se derivan efectos jurídico-penales. Como en toda sentencia, tiene que haber unos
Hechos Probados, a los cuales se les aplican unos Fundamentos Jurídicos, que finalmente desembocan en un Fallo. Este es el silogismo jurídico de toda sentencia, pero que en este caso, tiene irregularidades flagrantes.


En la parte de Hechos Probados, se hace una cronología histórica de la evolución del MLNV sesgada y a la luz del resultado que se busca, es decir, demostrar que la izquierda social abertzale no es más que el parapeto legal detrás del cual se oculta ETA. Ni le corresponde a los miembros del Tribunal hacer de historiadores, ni menos, de politólogos. El colmo del paroxismo, es que el Tribunal ha acabado asumiendo el lenguaje propio del MLNV, a través de dar carta de naturaleza a sus documentos políticos y a las opiniones de sus líderes. De hecho, el mejor argumentario para las tesis del Tribunal, viene dado por una lectura interesada de esos documentos y conceptos, que en todo caso, pertenecen a la politología, no al ámbito del derecho.


La "Teoría del desdoblamiento", según la cual todo miembro de KAS debía tener militancia
además en alguno de los movimientos sociales organizados de la izquierda abertzale (sindicato, asociaciones culturales, organizaciones políticas legales...), adquiere el carácter de prueba irrefutable según la cual se muestra la vinculación de ETA con el resto de entidades, y su papel rector de éstas, que actuarían como pantalla legal de la banda hacia fuera, y como medida de seguridad para ETA a nivel interno, al "externalizar" parte de su actividad y cuadros en organizaciones legales.

Paso a poner algunos ejemplos de lo que he expuesto hasta ahora.


En la página 85 se afirma:


"Fué a finales de 1974, ante el próximo marco legal que se avecinaba, y que abría la posibilidad de sindicación, de formación de partidos políticos y de los derechos de asociación, la organización terrorista ETA decidió separar de su estructura militar a sus otros frentes, el político, el cultural, y el obrero, a fin de que estos fueran aceptados socialmente, ya que sus miembros actuarían dentro de los parámetros admisibles por el imminente marco legal, buscando una apariencia de legalidad dentro de las facilidades que le otorgaba la sociedad burguesa".

No le corresponde a un Tribunal interpretar la voluntad histórica de un colectivo, y mucho menos, hacerlo en un sentido criminalizador. Unas páginas más adelante, el Tribunal pasa por alto, de manera interesada, la escisión de los polimilis; y sin embargo, pone especial énfasis en la disolución de HASI por parte de ETA. Parece que al Tribunal solo le interesa la visión de la historia de los sectores más inmovilistas y más partidarios de la violencia y de la preeminencia de la organización armada sobre el resto de sectores de la izquierda abertzale. En la página 103, para referirse a la desobediencia civil (que tiene múltiples formas en Euskadi y fuera de Euskadi) y al afamado "DNI vasco", se afirma:

"El otro concepto fundamental para avanzar en el proceso de "construcción nacional" junto a la "acumulación de fuerzas", era la denominada "desconexión paulatina" del Estado español, concepto que hacia referencia a la necesidad de promover conductas colectivas de "desobediencia" que permitieran ir sustrayendo al Estado importantes parcelas de su control normativo y constituir una legalidad alternativa, concretada en un censo de carácter étnico-ideológico"

Creo que sobran los comentarios de este párrafo completamente valorativo y sin ninguna relevancia para lo que se enjuicia, pero que de pasada, sataniza una opción con la que se estará de acuerdo o no, pero que en todo caso no es competencia del Tribunal. Reducir la desobediencia civil a una violencia de baja intensidad o paralegal de ETA, es como mínimo, reprobable.

En la página 271 se afirma:


"Las relaciones exteriores de la organización ETA comenzaron a desarrollarse en el año de 1964"..."Fué la necesidad de obtener recursos financieros, logísticos y políticos para materializar el proyecto de ETA la que determinó que sus dirigentes establecieran contactos con organizaciones marxistas de otros países, en la búsqueda de de los apoyos de los gobiernos de algunas de las llamadas "Repúblicas populares", con lo que ETA transformó su inicial proyecto simplemente nacionalista, en otro marxista, orientado a la total transformación del sistema político, económico y social del País Vasco, Navarra y parte de Francia"

¿Los hechos a enjuiciar empiezan en 1964? ¿Ser nacionalista o marxista es penalmente relevante? ¿El supuesto paso del nacionalismo al marxismo indica la voluntad de delinquir?. Aquí, de nuevo, el transfondo político de la investigación delata a los miembros del Tribunal, que no pueden evitar meterse en juicios de valor o en valoraciones políticas directas. Seguramente, más de uno de ellos considerará que hablar de nacionalismo o de marxismo es mentar la bicha, pero de ahí a que tenga relevancia jurídica dista un gran trecho.

Pero el Tribunal "se desmelena" un poco más adelante con un pasaje que es digno de parodia del programa de humor de TV3 "Polònia". Según dice el Tribunal en la página 291, ETA ordena a XAKI:

"7-Imponer por la fuerza el uso del euskera a todo ciudadano procedente de cualquier otra comunidad autónoma española, y residentes en la Comunidad Autónoma del País Vasco, considerándolos extranjeros, impidiéndoles una normal convivéncia".

En primer lugar, ni ETA ni XAKI pueden hacer efectivo ese planteamiento. Por lo tanto, volvemos a la base del derecho penal: si no hay acción, no hay elemento penable. En todo caso, seria el Gobierno Vasco, a través de la normativa lingüística, quien podría hacer algo en ese sentido, y sería aquel el que debería recibir un procedimiento judicial en ese sentido. Pero el Tribunal aún va más allá, y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, deja un regalito en forma de comentario sesgado de un miembro de XAKI sobre la immersión lingüística en Catalunya (pág. 292):

"...la ley del catalán aceptada en Cataluña, a pesar de que no la hemos analizado en su totalidad ni en su profundidad, potencialmente se podría considerar un buen golpe para los colonos unionistas. Ello le hace sentirse forasteros, y eso también deberíamos lograrlo en Euskal Herria".

¿A que viene insertar este comentario?¿Qué relevancia jurídica tiene el tema de la lengua, si estamos hablando de ilícitos penales del supuesto aparato internacional de ETA? ¿Y meter aquí una valoración sobre el uso del catalán y su normativa, para qué?.

Y así, podríamos citar muchos más ejemplos, como al hablar del diario EGIN o al hablar de como se organizaban los movimientos de presos. De toda la parte de Hechos Probados, solo se podría salvar jurídicamente la descripción de las actividades de diferentes sociedades mercantiles (Gadusmar, S.L., Ganeko, etc), que operaban como base financiera de algunas actividades de ETA. Aún siendo el apartado más riguroso, no se libra de alguna frase digna de un gag de Vaya Semanita, como el comentario de la página 113: "El mus, proporcionó unos beneficios aproximados de 4 millones" (sic).

La parte de Fundamentos Jurídicos, no escapa a esta lógica, y como para justificarse de antemano, proclama en su primer apartado (pág. 313) que solo la Ley guía el proceso, no siendo un juicio de naturaleza política, sino puramente de índole penal. No parece, con los ejemplos vistos, que eso sea del todo así.

De esta parte, llama la atención la cantidad de irregularidades presentadas por la defensa (en las intervenciones telefónicas, en las pruebas periciales, en las traducciones del euskera, etc) y que el Tribunal desestima, en ocasiones de manera burlona. Pero si alguna me ha impresionado negativamente, es la de la negación de la existencia de torturas a una serie de detenidos y detenidas, en especial la de Nekane Txapartegui, que declara haber sido vejada sexualmente. El hecho de que no existan mecanismos de investigación independientes para averiguar lo ocurrido en la fase de detención coloca al ciudadano en plena indefensión antes las Fuerzas de Seguridad, y el resto de funcionarios penitenciarios, en especial cuando se detiene por el procedimiento agravado de la legislación antiterrorista. Aunque esto sea otro debate, me enorgullece la decisión de la Conselleria d'Interior de la Generalitat de colocar cámaras en las comisarias, y los relatos que aparecen en esta sentencia lo justifican, tanto para evitar la indefensión del ciudadano, como para corraborar la buena actuación de la Policía.

Otra evidencia del transfondo político de la sentencia, y de cual es su orientación, la encontramos en la interpretación del artículo 125 C.E. de manera favorable a la A.V.T., en aras a que la petición de condenas fuese más elevada que la que hacía el propio Ministerio Fiscal (pág. 461 y siguientes).

Pero el colmo de la inconsistencia jurídica llega en la página 513, dónde se utiliza como argumento un dibujo de una portada de un Zutabe de los años 80, en que aparece un trainera comandada por un miembro de ETA, donde los remeros son de HASI, LAB, etc...Condenar a gente en función de planteamientos tan esquemáticos como ese, que además pertenecen a debates que la izquierda abertzale tuvo hace años, no es de recibo, ni es justo para aquellos que tuvieron posiciones enfrentadas a esas consignas, pero que hoy podrían verse encausados igualmente (en toda la sentencia, tan empeñada en dar lecciones de Historia, no aparecen disidencias destacadas, ni el surgimiento de Aralar, por ejemplo).

De hecho, en las páginas 547 y 548, el Tribunal dará la razón a los posicionamientos de ETA frente a otras concepciones de la izquierda abertzale, y eso le servirá de prueba irrefutable, como hemos dicho antes, para probar sus tesis y condenar a todo un conjunto de entidades y personas de ser extensiones de ETA. También se reafirma el Tribunal, sin base jurídica para hacerlo, en declarar a EKIN como sucesora directa de KAS, pese a haber 4 años de diferencia entre las actividades presuntamente delictivas de una y de otra.

Si no teneis tiempo para mirar el conjunto de la sentencia, podeis mirar la Conclusión de los Fundamentos Jurídicos (pág 1011, y siguientes), dónde se esquematizan muchas de las cuestiones que he ido comentando, y otras que no he mencionado para no hacer muy largo este artículo, en 4 grandes apartados.

En definitiva, creo que esta sentencia abre un precedente peligroso, a través de un procedimiento judicial inducido desde la política durante el mandato de Aznar, y que ha sido resuelto en el contexto del final de la tregua de ETA, y en una espiral de carácter reaccionario del Poder Judicial entorno a esta temática. Habrá que estar atentos al procedimento abierto en los tribunales europeos, y también, a como se pronuncia el Tribunal Constitucional sobre esta sentencia. La calidad democrática de nuestro sistema está en juego, y por desgracia, en este caso, el Poder Judicial está actuando como juez y parte, siendo la intendencia jurídica de una determinada visión política de resolución del conflicto vasco.

30 ANYS SENSE CHARLES CHAPLIN




Avui fa 30 anys de la desaparició de Charles Chaplin, sens dubtes un dels directors de cinema més destacats del segle XX, i un intel·lectual amb una obra de masses compromesa amb la llibertat i el socialisme. Us deixo el discurs final de El Gran Dictador, una defensa dels ideals de la democràcia i la justicia social.

ENTREVISTA A RADIOCABLE.COM

La ràdio per internet RadioCable.com, m'ha fet una petita entrevista per preguntarme sobre els continguts del meu últim escrit en aquest bloc, on parlava de la meva posició contrària a la il·legalització d'EAE (ANV) i d'EHAK (PCTV). Podeu escoltar l'audio en aquest enllaç. Moltes gràcies a Radio Cable, i en especial a Pilar, per la seva atenció i interès.

ILEGALIZAR NO ES LA SOLUCIÓN

Las últimas informaciones aparecidas en los medios de comunicación, indican que el Gobierno, la Fiscalía General del Estado, y la Audiencia Nacional, estan recabando información y elaborando informes para ilegalizar a EAE (ANV) y a EHAK (PCTV).

Como escribí el mes pasado en Avant, el PSOE ha hecho un giro de 180 grados en su política sobre Euskadi, y en plena subordinación al discurso del PP, ha retomado las maneras propias de la era Aznar para abordar el conflicto de Euskadi, es decir, negar la vía del diálogo y de la negociación política, y centrar toda acción en el ámbito puramente policial y judicial (por este orden).

Lo digo desde el principio, aunque para las personas que me conocen o que leen habitualmente el blog no es novedad: no tengo ninguna simpatía por ETA, ni tampoco, por los que apoyan desde la política sus acciones violentas. Dicho esto, paso a argumentar el porque me parece un error esta vía retomada por el Gobierno socialista.

No es cierta la argumentación del PP, que ahora (como entonces) asume el PSOE, de que la ilegalización de Herri Batasuna y de Euskal Herritarrok (y también, de Auzkera Guztiak), debilitase a ETA y su entorno político y social. Al contrario. ETA estaba desacreditada políticamente y socialmente, y el hecho de que apareciesen no solo corrientes abertzales críticas, sino incluso partidos como Aralar, evidenciaba la descomposición en la que se encontraba ese espacio, harto de la vía muerta de la acción-reacción y del enfrentamiento armado, rechazado ampliamente en Euskadi y fuera de Euskadi.

La ilegalización, produjo el efecto contrario al pretendido: volvió a aglutinar, ante tal agresión a la pluralidad democrática, a buena parte de la izquierda abertzale. El victimismo siempre ha galvanizado a sectores sociales que, en una situación normalizada, habrían tendido a vincularse en función de otras coordenadas, léase, izquierda/derecha, federalismo/soberanismo, u otras. El buen resultado de EHAK en las autonómicas vascas responde a eso: una cohesión muy fuerte de un espacio que se mueve a la consigna, y que rechaza, de plano, toda la gama de los grises. Como dice la canción de Barricada, todo es blanco o negro. Ese escenario maniqueo, solo beneficia a dos tendencias: la de ETA, que puede alterar todo el espacio del nacionalismo vasco, y la del PP, que puede arrastrar a los socialistas consigo.

Ahora, se vuelve a dar la misma situación. Ante una Batasuna desorientada, llena de contradicciones (contrasta la gran movilización por la huelga de hambre de De Juana, con el ostracismo al que ha sido condenado Otegi en su vuelta a prisión, por ejemplo), y con más preocupaciones por mantener la unidad interna que por escuchar a la sociedad vasca, y que ve como otras fuerzas como EB-B y Aralar en Euskadi y Nafarroa Bai en Navarra le disputan su espacio natural, es un error tergiversar el resultado electoral ilegalizando a una de las partes, por mucho que no nos guste lo que dice o piensa. A mi tampoco me gusta lo que dicen o piensan otras formaciones políticas, pero creo que ninguna debe ser ilegalizada: deben poder presentarse a elecciones, y en función de sus resultados, mirarse en el espejo de las miserias, para ver que lo que defienden escasea en apoyos.
Creo que mucha gente le daría un varapalo electoral serio a Batasuna, para que reflexione, si pudiese optar entre votarles a ellos, o votar a otras opciones (EB-B, Aralar, y Nafarroa Bai, principalmente). Si no, de nuevo, el resultado electoral estará distorsionado, y nuevamente tendremos un espacio político cohesionado entorno a los sectores duros, partidarios de recrudecer el conflicto (socializar el sufrimiento, esa expresión tan deleznable), y que electoralmente no podemos cuantificar porque asume la propiedad en exclusiva de blancos, nulos, y abstenciones.


Pero no es solo una cuestión electoral. Es un problema político de fondo. La ilegalización supone una negación política para amplios sectores sociales de Euskadi, y especialmente pensando en los sectores más jóvenes, una nula pedagogía democrática, que tiene sus consecuencias ya hoy. No es de extrañar que los últimos detenidos de ETA sean tan jóvenes. Muchos de los que participan de la kale borroka, nunca habrán podido votar a su opción política, ni lo podrán hacer mientras exista la Ley de Partidos tal cual, y se deje fuera del sistema a esas opciones políticas. El input que recibe una parte de la juventud vasca es que "El Estado Español" o "España" o "El Gobierno de España" no les reconoce políticamente, y que entonces, hay que utilizar otros medios que no son los de la participación política democrática establecida. La ilegalización deja en bandeja las argumentaciones de los sectores más duros, que ven en hechos concretos, un no reconocimiento democrático de sus posiciones, y por tanto, una coartada para justificar la violencia.


Creo que los socialistas (ETA y Batasuna también) deberían tomar nota del proceso irlandés, que tiene en el reconocimiento mútuo de todas las opciones, uno de los elementos de su éxito. Hay entrega de armas porque el Sinn Fein estaba en la mesa. Y no unos del Sinn Fein que han visto el Bloody Sunday en fotos o en un mural de Belfast. En las conversaciones había expresos del IRA por delitos de sangre, que tras una reconsideración de lo estéril de la violencia (y aquí es la parte que ETA y Batasuna deben asumir) se convierten en agentes políticos para la resolución del conflicto, que después debe refrendar el pueblo democráticamente en las urnas, teniendo todas las posibilidades de elegir.


En resumen, creo que el rumbo tomado por los socialistas, y apoyado por el PP, es equivocado y nos aleja (para hoy, y lo que es peor, para mañana) de un escenario de resolución pacífica del conflicto.

DOS ANYS A LA CATOSFERA

Ara fa dos anys que sòc a la catosfera. Vaig començar amb això dels blocs al desembre de 2005, sense gaire idea de qué volia fer, però amb la il·lusió de tenir un instrument d'expressió lliure i de comunicació universal. Amb el temps, més experiències, i amb una catosfera molt més desenvolupada i en plena expansió, he anat cambiant els caràcters dels diferents blocs que he tingut.
Ara mateix, amb tres blocs, crec que he trobat més o menys un equilibri i una metòdica, que em permet expressar gairebé tot, però de manera ordenada per a mi i pels demés. Poc té a veure aquest Bloc Politikon, dedicat només a política, amb el primigeni Nire Bazter, que ho barrejava tot en un sol espai: política, esports, poesia, música, lleure...Ara, Hemisferio Derecho conté les meves inquietuts culturals, i Blog to be wild la meva afició al món del motor. Si més no, he guanyat en homogeneïtat, cosa que facilita la inserció en xarxes.
Encara queda molt per fer i per dir, i la veritat és que el següent pas crec que hauria de ser internacionalitzar més els diferents blocs, potser fent algunes cosetes en anglès, per exemple.
En tot cas, gràcies a tots i totes les que m'heu llegit durant aquests dos anys. En el món blocaire he trobat gent molt maca, que espero conservar, i conèixer nova gent, d'un espai en ple creixement, com demostra l'organització de les Jornades Catosfera 2008, un fet poc imaginable ara fa dos anys.