RESPUESTA A RICARDO ROYO-VILLANOVA

No tenía pensado escribir sobre el tema de las presuntas torturas a Igor Portu. Ni siquiera después de haberme cabreado con las explicaciones de Rubalcaba, y tras ponerme definitivamente enfermo leyendo la sección de comentarios de El País donde aparecía la noticia del estado físico del detenido, adjuntando el parte médico, y donde muchísimas personas justificaban la tortura y los malos tratos. Hay cosas que no merecen más que la indiferencia, y en eso estaba. Además, hay una investigación en curso y también hay que respetar la presunción de inocencia de los agentes, aunque las versiones contradictorias y las dilaciones temporales son indicios más que suficientes para pensar en que haya habido malos tratos.


Pero mira por dónde, un compañero de Izquierda Unida, Ricardo Royo-Villanova, de los más conocidos y apreciados de la blogesfera rojiverde, hace hoy un artículo titulado Llorones, donde dice lo siguiente:


"Vivimos tiempos basura: empleo basura, prensa basura, comida basura... Ahora viene el terrorismo basura, el terrorismo de llorones que no dudan en perseguir y dar muerte a unos guardias desarmados a los que han reconocido en un bar, pero que lloran como boabdiles una costilla rota como consecuencia de una detención aparatosa. Llorones que recurren a fiscales y jueces a los que matarían, a los que han matado ya, para que les den amparo ante supuestos y probablemente inexistentes abusos de autoridad".


Con todo el respeto, y con la simpatía que me provoca Don Ricardo, le tengo que decir que se equivoca. Del todo. Por una sencilla razón: en España, durante el franquismo, los luchadores (fueran gudaris o de otra concepción) tenían que tener en cuenta lo que les podía pasar, porque se enfrentaban a una dictadura donde las fuerzas de seguridad tenían toda la libertad para actuar contra la integridad física de los detenidos, en especial, aquellos relacionados con tema políticos. Desde una bofetada, hasta la muerte. Imaginad si hay grados de sufrimiento en medio.


Pero ahora, hasta el más abyecto de los criminales tiene derechos fundamentales garantizados, uno de los cuáles, sino el principal, es el de la integridad física y la vida, además de todos los que se derivan del procedimiento judicial, que debe darse con todas las garantías procesales.


Te recuerdo, Ricardo, que muchos compañeros y compañeras de nuestra tradición se dejaron parte de su vida (o toda, en algunos casos) en las comisarías para que esto fuese así, para que nunca más las fuerzas de seguridad actuásen con arbitrariedad y utilizando la tortura. Y algunos o algunas también lloraron, y otros no. ¿Te suena Francisco Téllez? ¿Te suena Miguel Núñez?. Yo creo que si a ellos, que sufrieron la tortura hasta extremos épicos, les preguntases acerca de este tema, sin duda te criticarían igual que estoy haciendo ahora.


Esa es la diferencia: ahora estamos en una democracia, que entre otras cosas, vino gracias al sacrificio de hombres y mujeres que sufrieron la tortura. Por lo tanto, no les insultemos a ellos de esta manera, no hagamos que su esfuerzo, que su sufrimiento, haya sido en vano. Por mucho que un asesino de ETA nos merezca nuestra más absoluta repulsa, no deja der ser un ciudadano que se ha equivocado, y que el Estado debe castigar, pero conforme a los cánones del Estado de Derecho. Cualquier otra cosa, es justificar la barbarie.


Si tu intención era provocar, lo has hecho. Pero yo creo que hay cosas con las que no cabe la frivolidad. Y una de ellas es la tortura, en España y fuera de ella. ¿Los de Abu Graïb son llorones? ¿Y los de Guantánamo?. Sinceramente, hay comentarios que me espero de mucha gente, pero no de un compañero de filas que ha sido capaz de situarse a la derecha de la editorial de hoy mismo de El País sobre el tema, que ya es decir, dado el viaje al centro de los últimos tiempos de ese rotativo.


Ricardo, yo se que en el tema de Euskadi, y de lo que de él se deriva, es un asunto donde tenemos muchas diferencias, pero hay algunos conceptos que marcan la linea divisoria entre nuestro proyecto, el de la izquierda transformadora, y otros proyectos; la defensa sin excepciones de los Derechos Humanos es uno de ellos.

30 comentaris:

RGAlmazán ha dit...

Sí, llevas razón, no ha estado nada acertado D. Ricardo. Hay líneas que no se pueden traspasar.

Salud y República

Aynhat ha dit...

Estoy de acuerdo compañero, si a día de hoy no se respetan los derechos fundamentales que tanto se ha peleado por ellos, aunque se apliquen a etarras, mal vamos.

Alberto Garzón ha dit...

Totalmente de acuerdo. Es importante que en situaciones como estas se reivindique el respeto de los derechos humanos. De hecho, si es necesario, también la Convención de Ginebra.

Todo es poco para defender un modo de hacer política muy diferente al de aquellos que no respetan a la vida misma.

RicardoRVM ha dit...

Don Rafael, doña Tania, tomo nota de su intolerable actitud y paso inmediatamente informe al Politburó. De esto se va a hablar mucho en Moscú. Incluso en Ikursk se va a hablar, oigan.

Don Toni: yo no he justificado las torturas en mi post. Sobre ellas no digo nada. Simplemete he hecho una reflexión sobre la actitud de estos terroristas de nuevo cuño que noa ceptan elmás mínimo riesgo. Y aunque es cierto que hoy la policía no tiene patente de corso, como la tenía durante la dictadura, hay muchos riesgos que correr, y un terrorista que huye de un alto poicial, que se resistea su detención se arriesga a acabar con un hueso roto, porque la Ley autoriza a la policía a utilizar la violencia para conseguir la detención. Como se arriesga un terrorista a participar en un tiroteo y recibir un disparo que le cause graves heridas o incluso la muerte.

Insisto: no justifico la tortura, sino critico la actitud del terrorista que se niega a a sumir riesgos.

En cuanto a si ha habido torturas o no en este caso, no lo sé, pero tiendo a creer que no. Es cierto que en los últimos años hemos conocido casos de malos tratos en comisarías españolas de diferentes cuerpos policiales.Pero siempre dirgidas contra detenidos especialmente débiles como inmigrantes, drogadictos, pequeños delincuentes, colgados... Dudo mucho que los policías y guardias especializados en la lucha antiterrorista, con la que ha caido en este país, le den una paliza a un detendido, sólo le rompan una costilla, y tarden 15 horas en llevarle a un médico. Como he dicho en otro sitio es una cuestión de profesionalidad y no política.

mitxel ha dit...

Ricardo, no solo justificas la tortura, sino que la escondes mientras te mofas del atormentado. Y al tiempo que das por buena la versión de la Guardia civil, levantas de un plumazo la presunción de inocencia de los detenidos.
De nada te sirve que la versión oficial sea, además de contradictoria, no más creíble que la de Aceves el 11-M.
Pero el asunto, compañero Ricardo, puede ser mucho más grave de lo que discutimos: estas torturas ¿son espontáneas por parte de funcionarios cabreados que arriesgan así su profesión y medio de vida o, por el contrario, existen órdenes precisas de hasta dónde hay que dar caña a los detenidos dependiendo del momento político..? te lo digo, porque un seguimiento mínimo de los casos y testimonios denunciados tienen la coherencia que echo en falta en las versiones oficiales del nani, de arregui, zabalza, de lasa y zabala, del caso almería y de tantos otros.... Y te lo digo porque llama mucho la atención que todo un ministro del Interior se pringue hasta las cachas por unos humildes funcionatios que, en cualquier caso, están bajo sospecha.

Maknovista ha dit...

Vamos a ver, la tortura no es admisible, en eso todos de acuerdo. Si los picoletos se han pasado a la trena con ellos.

Lo que creo que critica Ricardo, y en cierta medida tambien Escolar, es la doble-moral de la izquierda abertzale a la que, desgraciadamente, conozco bien.

A un tipo le rompen la costilla y el estado de derecho se tambalea, Karmelo Landa dice que es un escándalo, manis por todo euskadi, etc. Mueren 2 ecuatas por una bomba y son cosas del conflicto político.. Y ni hablamos de cuando matan a hostias a un senegales en Canarias, eso no le importa a nadie.

Es algo así como meterse a militar profesional y montar el escandalo porque te mandan a Kosovo mientras los demás van a Afganistan..

Rome ha dit...

Yo estoy de acuerdo con RRVM, porque él no justifica la tortura ni yo tampoco.

Lo que critica (y critico yo) es el "victimismo quejica" de quien mata y dice estar "en guerra". Eso no sólo es criticable sino lamentable.

Entiendo que la "presunción de inocencia" es para todos, incluido los que llevan tricornio, no? Les recuerdo que se acaban de cargar a dos policias de veintitantos años por la espalda a sangre fría...

Que se investigue y se descubra la verdad, pero no van a ser los que matan los que me impongan "su visión de los derechos humanos", no? Es que si mañana le pasa esto a un nigeriano por robar una cartera no se monta tanto revuelo y protestas como cuando es un presunto etarra...

Y por favor, no me comparen a los represaliados y torturados del franquismo con estos señores, que las diferencias son abismales.

Anònim ha dit...

ay a y ay

mitxel ha dit...

efectivamente, la instrumentalización de los derechos humanos que hace Batasuna y su mundo es impresentable y llama al vómito. ¿pero es mejor si somos nosotros quien los instrumentalizamos? ¿son o no son derechos universales?
yo sigo en desacuerdo con las palabras de Ricardo, porque me recuerdan demasiado lo dicho por José Bono, ese ejpañol de pro que pronto presidirá el congreso de los diputados... del falangista cobijado en el psoe ya no me extraña nada, de Ricardo afortunadamente sí.
La presunción de inocencia sobre los guardias civiles en este momento es de difícil aplicación, pues ni sabemos nombres ni nadie parece estar encausado...
podemos seguir viendo lo que pasa en Guantánamo y cerrar los ojos ante Intxaurrondo, pero no me parece lo más correcto.

Maknovista ha dit...

mitxel, tus razonamientos son absolutamente vacios. Partiendo de que la presuncion de inocencia es un derecho universal te quejas de que RRVM levanta "de un plumazo la presunción de inocencia de los detenidos" y después dices con tol morro "La presunción de inocencia sobre los guardias civiles en este momento es de difícil aplicación".

Teniendo en cuenta que los detenidos iban con pistolas, son miembros de ETA y tenían la dirección de un zulo con explosivos... hombre, angelitos que pasaban por ahí no serán. A los picoletos que los investiguen también claro, que algo huele mal, eso no lo niego.

En resumen, tu doble-moral y tus comentarios agrit-prop sin razonamiento alguno los guardas para casa plis,

Iñaki ha dit...

Para la defensa que hacemos dia a dia los vascos del actual Estado de Dececho (mejorable e imperfecto pero legítimo) es fundamental que las actuaciones de los cuerpos de seguridad del estado sean ajustados a derecho porque si no esto se convierte en una guerra entre ETA y la Policia (como quieren argumentar los violentos) y no en una pelea entre los democratas defensores de los derechos humanos y los que anteponen conceptos como pueblo, nación o territorialidad al de persona.
Creo que es muy preocupante este artículo publicado hoy en El Correo

http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/prensa/20080109/opinion/serio-problema-benito-morentin-20080109.html

mitxel ha dit...

maknovista, mira, lo que yo he dicho es que todavía no sabemos los n0mbres y apellidos de los guardias civiles que presuntamente han torturado al detenido, por lo que no sabemos a quien hay que aplicarle la presunción de inocencia que, en todo caso, por supuesto que tendrán. Porque la presunción de inocencia se aplica a personas con nombre y apellidos, no a colectivos.
no se por qué das por seguro toda la versión de Interior sobre los presuntos miembros de ETA si hasta ahora no existe resolución judicial sobre ellos, por lo que su presunción de inocencia sigue en pie le pese lo que le pese a individuos como tú, al parecer más partidario del sumarísimo juicio militar, que ya les condena por tenecia ilícita de armas y por pertenencia a banda armada.
Mis comentarios no los guardo para casa, porque es mi derecho hacerlos públicos en este espacio de libertad, siempre desde el respeto.

Vanilla_Ice ha dit...

Yo no veo en ninguna parte apologías de la tortura en el post de ricardo. Lo que veo es una crítica a todos esos abertzales de "izquierdas", que claman por la excarcelación de gente con delitos de sangre, por que lo considerajn "justo y humano" cuando esa gente han matado a políticos por el simplre hecho de pensar distinto, han matado a civiles por el mero hecho de no ser vascos, pegan, amenazan, insultan, torturan, secuestras, asesinan, a todo el que les lleve la contraria, y encima piden algo llamado "justicia". Acuden a la justicia a la que amenazan diariamiente...

Eso es lo que veo en el post de ricardo, quien tortura, es ETA, no lo olvidemos.

ciberado ha dit...

Qué curioso... aparentemente estoy de acuerdo con vuestras dos opiniones a pesar de que son evidentemente contradictorias.

Supongo que dos partes de mi piensan de forma claramente distinta.

mitxel ha dit...

Ja, ja, ja... gracias ciberado... sí, quizás tú seas la tercera vía en esta discusión. Efectivamente, a mí las tripas también me piden darle tres collejas a más de un asesino, presunto o confeso, pero baste que las tripas coincidan con la razón de Estado para que ponga a trabajar a mi cerebro.
Por intentar resumir: 1. quienes callan ante los asesinatos de la T-4 o capbreton hoy no tienen autoridad moral para protestar por las torturas.
2. Quines callan justifican o niegan la tortura amparándose en la vileza de ETA mañana no tendrán autoridad moral para alzar su voz contra otras violaciones de los derechos humanos, por mucho que sea ETA la que los cometa.
Gracias otra vez por tu labor moderadora.

Toni Salado ha dit...

Gracias Rafael, Tania, Alberto, Mitxel, Iñaki, por vuestros comentarios favorables a la tesis que defiendo.

Don Ricardo, Rome, y Maknovista: el único cálculo que debe hacer un terrorista es cuantos años le van a caer por hacer lo que hace, no si lo van a torturar mucho o poco. Es el unico calculo que cabe en el Estado de Derecho. Todo lo demás, aunque lo disfraceis de una falsa épica guerrera de sacrifio y no se que historias mas, es justificar que en este país se siga torturando, en base a una ley del talión no escrita según la cual un etarra puede sufrir en carne propia el dolor perpetrado por el o por otros como él...Es lo de "socializar el sufrimiento", pero al revés...Y además, sin la certeza de que siempre sean culpables de lo que se les acusa, pues eso se determina en el proceso judicial, no en la detención.

Pituletas y chupachuses ha dit...

Me hierve la sangre leyendo determinadas gilipolleces. Desde el sofá de casa todo se ve muy bonito, pero me gustaría veros a vosotros intentando detener a un terrorista que va armado y que se resiste a ser detenido.

¿Qué queréis, que la policia le ofrezca piruletas y chupachuses mientras le dicen : "Estimado señor etarra, le importaría no emplear su pistola contra nuestras cabezas, y no resistirse a ser detenido"?.

La próxima vez que vayan a detener a un etarra que va armado y que se resiste a ser detenido, deberían llamaros para que llevéis acabo la detención vosotros mismos con vuestros derechitos humanos y vuestras pamplinas.

Si para detener a un etarra de mierda hay que emplear la fuerza porque va armado y se resiste, se emplea y punto, y si al emplear la fuerza se le rompen 2 costillas, QUE SE JODA.

Y además, que yo sepa, eso NO ES TORTURA. Tortura sería tenerlo ya detenido, y empezar a pegarle. Eso sí que estaría mal.

Y para terminar, el que sienta pena del pobre "angelito", que le lleve una cajita de bombones al hospital y que le diga de mi parte que siento mucho que no le haya explotado a él en toda la cara la bomba que puso en la T4 y que le costó la vida a 2 personas que también tenían derechos humanos.

Que pais...

Hontza ha dit...

Estoy con pituletas y chupachuses en lo de qué país... qué está pasando para que tanta gente vea incomprensible, inaudito y hasta inmoral ser capaz de condenar y repudiar con toda firmeza el terror de ETA y al mismo tiempo repudiar y condenar con la misma firmeza la "violencia de estado"

En Euskadi hace ya muchos años que nos manifestábamos convocados por Gesto por la Paz (Premio Principe de Asturias, nada sospechosos de simpatizar con los terroristas) cada vez que asesinaban a un guardia civil y también cada vez que le explotaba una bomba a un terrorista, porque los muertos no son de nadie, porque los muertos son el fracaso de toda la sociedad, sean del "bando" que sean.

RicardoRVM ha dit...

Hombre de DIos, don pablo, pero es que entre que una bomba estalle al paso de un coche repleto de "objetivos" o le estalle en las manos al hijoputa que la está preparando, hay una diferencia grande.

Aunque tiene usted razón en una cosa: hay razones en ambos casos para manifestarse: en el primero de los casos, la razón es la indignación, mientras que en el segundo es la alegría desbordada...

Maknovista ha dit...

Ves mitxel, en este comentario (mucho más razonado que el anterior) tienes toda la razón "Por intentar resumir: 1. quienes callan ante los asesinatos de la T-4 o capbreton hoy no tienen autoridad moral para protestar por las torturas.
2. Quines callan justifican o niegan la tortura amparándose en la vileza de ETA mañana no tendrán autoridad moral para alzar su voz contra otras violaciones de los derechos humanos, por mucho que sea ETA la que los cometa." y como la tienes te la doy, que es lo justo.

Seguis interpretando que justificamos la tortura y nada más lejos de la realidad. Ya he dicho que si el juez dice que han torturado a la trena con ellos, con penas ejemplares.

Pero si yo me dedico a vender cocaina o a asaltar bancos he de asumir que corro unos riesgos que no se corren con otras profesiones. Y dada la triste historia de nuestras fuerzas del orden, la tortura es uno de ellos.Esto no la justifica, es una simple aceptación de la realidad.

Como apunta mitxel, el fallo de la IA es que se condena una realidad y no la otra. Si ellos, no nosotros (los que estamos aqui en el blog), manejan una 'lógica de guerra' luego no vale escandalizarse porque hay contraataques. Nosotros si podemos indignarnos porque condenamos las dos cosas, no se si me explico.

En cuanto a la presunción de inociencia. Tampoco el juez ha dicho nada sobre torturas y aquí nadie duda de que sean reales.

Hontza ha dit...

En esto parece que no nos vamos a poner de acuerdo Don Ricardo.

Usted se alegra de que ellos mueran y ellos de que lo haga usted. Se que no es lo que pretende, pero al final no hay diferencia.

Este es el típico caso en el que no se puede preferir una cosa u otra pues ambas suponen la muerte de alguien.

Porque siguiendo ese razonamiento podríamos llegar muy lejos: si alguien tiene que morir que no sea de "los nuestros", es decir si alguien tiene que morir que sea el etarra, y si no que le toque a uno de batasuna que pasaba por allí... y si no a un nacionalista... y mejor un ertzaina que no un guardia civil que es más de los nuestros...

Insisto se que usted no es de esta opinión pero cuando Bono dice estas cosas es lo que está pensando, ¿o ya se nos ha olvidado el GAL y las manifas a la entrada de las cárceles cuando Barrionuevo?

Hontza ha dit...

maknovista, según su razonamiento de que el terrorista se dedica a una "profesión" arriesgada, habría que concluir que también la policía, la guardia civil y los militares saben cuando se "alistan" que corren el riesgo de morir por causa de su trabajo... lo mismo sucede con los obreros de la construcción, el riesgo va implícito, no se de qué se quejan tanto si ya saben que hay muchos muertos, es injusto, pero es así...

Perdone que lo lleve al absurdo y que conste que entiendo que no quiere usted justificar la tortura ni nada por el estilo, pero algunos argumentos nos llevan por caminos muy peligrosos (desde mi humilde opinión, claro)

Toni Salado ha dit...

Estoy de acuerdo contigo Pablo, según que argumentos llevan a peligrosos caminos que, por desgracia, ya hemos andado en este país, y que algunos parece que añoran.

Mariano ha dit...

Es inaceptable que el Estado utilice la tortura, y en ese sentido no tengo nada más que decir, como es natural.

Por otro lado, es lógico sentirse indignado cuando los que callan ante ciertos asesinatos se echan las manos a la cabeza por una costilla rota.

Pero son dos cosas muy distintas, y hay que separarlas con claridad porque en esa distinción nos jugamos mucho.

Dicho de otro modo: "Señores, esta guerra la van a perder no porque nosotros tengamos más fuerza, que la tenemos, sino porque tenemos la razón, y la razón es sencillamente que no se mata al que piensa distinto; a partir de ahí, todo es negociable"

Arkimir ha dit...

¿por qué la mayoría de los que aquí han comentado dan por hecho que ha habido tortura? ¿por qué no se deja unmargen de credibilidad a la Guardia Civil? Qué razón tiene la persona que indicaba que no es fácil detener a alguien que se resiste. Es decir, dejamos en manos de la Guardia Civil el trabajo duro y luego nos permitimos dudar de sus métodos. Se merecen por lo menos el beneficio de la duda hasta que una investigación (que la considero totalmente lógica para evitar cualquie mal uso de la noticia por los que todos sabemos) afirme lo contrario.

Si ustedes tuvieran en sus manos evitar una masacre en un parking y el futuro culpable huye corriendo ¿no saltarían ustedes sobre él antes de que pudiera ejecutarla? Pues eso es lo que, en principio, hizo el guardia civil. Por mi parte, hasta que no tenga indicios claros de tortura avalados por un informe imparcial, no me atreveré a poner en duda su versión

Perplejo, de verdad ha dit...

Y como mola defender la 'causa vasca', verdad ?
Debe ser más moderno que recordar de qué manera terminó la vida de los dos chavales de 23 años asesinados en Capbretons hace unos días.
Dios no quiera que os veais algún día llorando la muerte de un ser querido de esta forma.

Un presunto saludo.

Roberto

Toni Salado ha dit...

ARKIMIR:

Lee lo que dice Grande Marlaska, nada sospechoso de connivencia con los abertzales, en su auto de procesamiento. Parece que hay algo más que indicios sobre que hubo malos tratos a los detenidos:

http://www.elpais.com/articulo/espana/Grande-Marlaska/envia/prision/Sarasola/atentado/T-4/elpepuesp/20080111elpepunac_27/Tes

Toni Salado ha dit...

ROBERTO, PERPLEJO DE VERDAD:

Esto no tiene nada que ver con "la causa vasca". Aquí hablamos de no aceptar la tortura, sea uno de lo que sea, de ETA, de Al-Qaeda, o del club de petanca.

Y menos demagogia, porque como dice Pablo, víctimas son todas y de todos, así que no me hace falta que me toque de cerca para sentirlo como propio, tanto la víctima de un atentado como una víctima de malos tratos.

Otra vision ha dit...

Tambien hay otra vision o interpretacion de lo que ha pasado.

A quien le conviene politicamente que la Guardia Civil - en caso de que sea cierto- le haga un "repaso" a los detenidos supuestamente etarras? Parece que el PSOE necesita ampliar la diferencia de votos con los del PP y mostrar "dureza" ante el terrorismo etarra siempre da reditos y sobre todo votos, en este caso "prestados" por votantes del PP mas proximos a ir sin contemplaciones que los Socialistas.

En fin asi lo ve uno, que coincide en gran medida con la opinion de Toni.

ElSrM. ha dit...

He estado leyendo las dos entradas, ésta y la de don Royo-Villanova.
Comparto lo que dice el autor aquí y disiento de lo que decía don R. allí.
El Estado debe hacer cumplir la ley siendo él quien primero la cumple y mejor que los demás si puede ser.
La grandeza de la democracia es que le concede unos derechos, libertades e

incluso respeto a aquellos que muchas veces no conceden estos beneficios a

nadie.

Los sres. llamados de la "izquierda" abertzale, cuando apoyan de

algún modo la acción de E.T.A., esto también sirve para los propios miembros de E.T.A., deberán terminar por comprender algún día que lo que hacen ellos es lo mismo que hizo en su día el General Franco y sus seguidores. O el Gral. Stalin. O el Gral. Mussolini. No hay diferencias en esencia. Salvo en la magnitud del poder que aquéllos consiguieron acumular y ejercer.
Cuando ellos hablan de los derechos humanos son unos cínicos.

Pero no podemos ser cínicos los demócratas cuando lo hacemos, porque entonces nos debilitamos en nuestra condición.
El demócrata no puede permitir que el fascista le vuelva fascista. Entonces, pase lo que pase, habrá ganado el fascismo.
Debemos ser capaces de solucionar el conflicto sin dejarnos llevar por el odio y recurrir a la violencia como hace el fascista (en este caso de E.T.A.), con los sacrificios que eso puede suponer.
Sé que es difícil y muy duro. Pero la alternativa es peor. Es venenosa.

Se necesita mucha paciencia y sabiduría para sacar lo mejor de nosotros

mismos y tratar con justicia al injusto, con piedad al cruel.
El odio y el miedo no se pueden combatir con más odio y miedo. Entonces,

"gane" quien gane, seguirá habiendo... odio y miedo. No acabaríamos nunca.

Dijo el General Sun-Tzu "la guerra se gana en los templos".
Tu enemigo comenzará a dudar de si debe (y cómo) combatir contra ti si acaba pensando que tú a él lo tratas con justicia. Incluso con respeto. Escribía en otro capítulo de su «Arte de la guerra»: "trátalos bien; cambia sus colores por los tuyos".

Si los policías que detuvieron a los presuntos terroristas, en el cumplimiento diligente de su misión acabaron por causarles alguna lesión inevitable, es algo desgraciado que no implica culpa.
Ahora bien, si se demuestra que se produjo a un detenido, a una persona, un daño evitable a propósito, deberán exigírseles responsabilidades a quienes sea pertinente.

Podemos saber que los fascistas de E.T.A. son unos cínicos al hablar de los DD.HH.
Del mismo modo debemos demostrarles que los demócratas, aun sabiéndolo, vamos a cumplir escrupulosamente el respeto a esos DD.HH. en los que nosotros sí creemos.