"EL PAIS" Y LA DERROTA (POR AHORA) DE LAS 65 HORAS

De vez en cuando, la humanidad progresiva también gana. Ayer, se llevó un severo varapalo el neoliberalismo europeo con la votación en contra, por mayoría absoluta, de la directiva europea sobre tiempo de trabajo, que pretendía introducir médidas draconianas como las 65 horas semanales de trabajo o que no computasen como tiempo de trabajo los periodos inactivos de las guardias de los médicos.

Sin embargo, pese a éste éxito de la movilización sindical, del modelo social europeo, y del sentido común, no cabe bajar la guardia. Y para muestra, la editorial de hoy de El Pais, que pese a reconocer la derrota de la directiva, alienta a seguir el debate de la misma.

Ya desde la entradilla, deja claro su posición: "El Parlamento Europeo impone una nueva negociación para ampliar las horas de trabajo". ¡Que no! ¡Que no se enteran! ¡Que no hay nada que negociar! ¡No, es no!. No queremos ampliar las horas de trabajo, porque no es necesario, y porque va contra nuestro modelo social, contra la conciliación de la vida laboral y familiar, contra la legislación de la OIT, y contra las conquistas laborales de hace ¡un siglo!.

Pero por si fuera poco, se atreven a acabar la editorial afirmando lo siguiente: "parece útil, en Europa y en España, permitir que las empresas y los trabajadores dispongan de un margen de negociación superior al actual y no se vean encorsetados hasta la asfixia por convenios firmados en las cúpulas empresarial y sindical. El desafío es encontrar ese punto de equilibrio".

¿Perdonen, como dicen? Precisamente, la negociación colectiva y la posibilidad de asociación de los trabajadores frente a la empresa, es lo que equilibra las relaciones laborales. Dejar al trabajador "a solas" frente a la empresa es la mejor manera de perjudicarle y de fomentar actitudes insolidarias entre trabajadores. Más allá de que las formas de la negociación colectiva son muy mejorables aún (no vale con el pasteleo y barniz democrático tan al uso), poner en duda su justicia es atacar a la raiz de nuestro modelo social, y extender el falaz ideario del capitalismo popular, donde todo el mundo es igual y se trata de tú a tú, como si todos fuesen directivos que negocian individualmente sus emolumentos.

Frente a estos ataques de las burguesías, hace falta una mayor articulación de la izquierda social y política, y en especial, un nuevo impulso del movimiento sindical, demasiado dedicado a la gestión sindical y poco a su vertiente político-social. En ese sentido, aprovecho para remarcar que espero un cambio en CCOO, que está estos días de 9º Congreso, y que si vira hacia una alternativa al modelo actual, tal vez se pueda revitalizar el sindicalismo de clase en su conjunto, y de esa manera también, influir en el sindicalismo europeo e internacional.

3 AÑOS EN LA BLOGESFERA

Hoy se cumplen tres años de mi primer post, en aquel primer blog llamado Nire Bazter. Después vinieron otros blogs, más intentos de diversificar contenidos, y al final, creo que he encontrado una fórmula que me permite escribir más o menos de manera cómoda, y con cierta coherencia en relación a las redes de las que participo. Ahora, con Bloc Politikon para el politiqueo, y con Rincón de Orfeo para mis inquietudes culturales, tengo más que suficiente.


En estos 3 años he ido participando de todo lo que ha nacido relacionado con la comunicación 2.0: redes muy potentes como I love IU o Red Progresista, o portales de blogs como Poliblocs o Cercablocs. También en todo tipo de entornos, desde los más completos en opciones o contenidos como Facebook, hasta los más sintéticos para la fast comunication como Twitter.
La vida en la red se ha expandido enormemente y creo haber contribuido, por activa y por pasiva, a su crecimiento. A base de dar la chapa, he conseguido que algunos/as hiciesen el suyo o que se metiesen en el Facebook, y ahora estan más enganchados/as que yo.


No creo en la cibervida ni en la cibermilitancia, pero creo que estos entornos virtuales sí que son una tribuna abierta, un marco muy potente para la lucha de ideas, y para conformar hegemonía en un sentido gramsciano. La clave está en la interacción entre la vida real y estos espacios virtuales, al menos en el campo de la política. En los espacios personales, la cuestión puede ser completamente diferente, pues hay quien no tiene la intención de ser lo mismo en ambos mundos, aunque dobles vidas, existen desde que el mundo es mundo, no ha venido ahora Internet a inventarlas...


En fin, acabo con un agradecimiento a toda la gente que lee y comenta blogs, el mío o el de cualquiera. En el qué te dicen está parte de la razón del éxito del 2.0, más que no en lo que tu cuentas. En todo caso, espero estar muchos más años dando guerra.


Gracias. Gràcies. Mila esker. Thank you. Ευχαριστω. Tesekkürler.


Nota: poco después de haber publicado este post, he conocido el fallecimiento de Mikel Laboa, a quien tanto le debo; le debemos. He hecho un nota expres en Rincón de Orfeo sobre ello.