LAS IZQUIERDAS, LOS SINDICATOS, Y LA HUELGA GENERAL

Este fin de semana acudí a la manifestación convocada por CCOO y UGT contra la crisis. Sin dudas, fué un éxito: decenas de miles de personas expresaron de manera clara, tanto a la patronal como al Gobierno, que los trabajadores y trabajadoras queremos, en el marco de un gran acuerdo colectivo, una salida de la crisis progresista que no penalize a las clases populares, sino que por el contrario, se profundice en la protección social, y se camine hacia un nuevo model productivo que genere empleo de calidad, condición indispensable para que una crisis de estas características no se vuelva a producir.

Pese a que los sindicatos han descartado en diversas ocasiones y con buen criterio la huelga general en este momento, no faltaron voces desde algunos sectores que seguían pidiéndola con pancartas y proclamas en la manifestación del sábado.

Creo que esos sectores no aciertan ni en el contenido ni en las formas, y que lo que deben hacer las izquierdas es estar junto a los sindicatos, apoyando y dotando de más contenido político las convocatorias que hagan las centrales sindicales, que son las que conocen mejor, más de cerca, las opiniones y el estado subjetivo de las clases populares.

Quiero exponer una cita que demuestra que esa concepción errónea de decirle a los sindicatos lo que tienen que hacer, y de proponer la huelga como método de lucha al margen de las condiciones en las que de desarrolle, por desgracia, viene de lejos en la tradición de las izquierdas. La cita es de Gregorio López Raimundo, en el informe al Comité Central del PCE de 1973:

"Existe entre nosotros la inclinación a apreciar exclusivamente la dimensión política de la lucha reivindicativa. Es decir, no valoramos debidamente lo que esta lucha proporciona materialmente a los trabajadores, sino que lleva a éstos al enfrentamiento con el régimen. En consecuencia, tendemos a discutir no con todos los trabajadores, sino con los más avanzados; no abierta y "legalmente" en asamblea general, sino en reuniones minoritarias clandestinas. Como resultado de ello una parte de las luchas proyectadas no llegan a producirse por no contar con la aquiescencia de los interesados, y hay huelgas que se pudren y malogran en virtud de que sus promotores y dirigentes, considerando erróneamente que lo principal es prolongarlas, hacerlas durar, no tienen en cuenta el estado de ánimo del conjunto de los afectados, olvidan que la huelga no es un fin sino un medio para lograr algo, y que la vuelta organizada al trabajo para seguir la acción es, a veces el único recurso para mantener la unidad de los trabajadores, condición esencial del desarrollo de la lucha y la organización del movimiento obrero.

En la gran ofensiva obrera de este año en Cataluña ha jugado, y juega aún, un papel principal el aumento lineal de 33700 pesetas anuales consguido en SEAT al renovarse el Convenio en octubre último, cuya firma fué considerada por algunos camaradas como "un fracaso que cortaba la posibilidad de ir inmediatamente a la huelga en SEAT".

No valoraban estos camaradas que lo concedido por la empresa era el fruto de las luchas anteriores de los trabajadores de SEAT, del temor del Gobierno a una nueva huelga, es decir, que los objetivos que presidían la preparación de la huelga en SEAT se habían conseguido sin que ésta llegase a producirse, lo que representaba no un fracaso, sino un gran triunfo. No comprendían que las 33700 pesetas de aumento conquistadas en SEAT iban a ser un estímulo al desarrollo de la lucha obrera en Cataluña no menor del que hubiera representado una huelga que no hubiera ido acompañada de mejoras materiales equivalentes. Desconocían u olvidaban que los trabajadores se incorporan por regla general a la acción para obtener mejoras materiales, y que es principalmente a través de esta acción que elevan su conciencia de clase y política".

Pues bien, como decía Gregorio, sigue habiendo compañeros y compañeras que entienden la huelga como un fin en sí mismo, y que no atienden al estado subjetivo de la mayoría de las clases populares, en las que domina el miedo, la apatía, y la solución individual frente a la crisis, y no el espíritu revolucionario por la agudización de las contradicciones del capitalismo, como teorizan algunos y algunas que no se dan cuenta de que la radicalización en las formas y el discurso, no solo no suma a más trabajadores/as a la causa, sino que deja al margen a más gente, con lo que se pone en riesgo la unidad necesaria para afrontar con éxito la negociación con la patronal, y de rebote, se engrosan las filas de los/las desencantados/as, muchos de ellos/as con la vista puesta en castigar electoralmente al PSOE, pero no para votar a la izquierda transformadora, sino para abstenerse o, lo que es peor, votar al Partido Popular, que en un contexto de crisis, puede captar a grandes fracciones de la clase trabajadora con un discurso populista, que muchas veces, se acompaña de argumentos xenófobos (sobran immigrantes en el mercado de trabajo), tal y como ya ha pasado en otros momentos históricos.
La izquierda social y política deben ir de la mano en este proceso, sin instrumentalización y sin dirigismos de ninguna clase, sino complementándose en la acción social, política, e institucional para aumentar la capacidad del conjunto, no para subordinar, ni en discurso ni en propuesta, a ninguna de las partes.

UNA MEJOR FINANCIACIÓN, NO SOLO PARA CATALUNYA

Es la noticia de la semana, y seguramente, del curso político: ya tenemos acuerdo sobre financiación autonómica, algo que especialmente Catalunya reclamaba desde hace tiempo, y que el Estatut mandataba.


Más allá del baile de cifras, que todas pueden ser ciertas en función de como evolucione la economía y por ende, los ingresos, lo importante es que se define un nuevo modelo que acabará con los desequilibrios del modelo anterior, pactado por CiU y PP, y que conjugará mejor la solidaridad interterritorial con la cobertura de las necesidades financieras de las CC.AA.


El nuevo modelo, aporta mayor autonomía financiera a las CC.AA., pues les cede el 50% de IRPF e IVA y el 58% de los Impuestos Especiales, y éstas se quedan directamente el 25% de sus ingresos tributarios. Pero sobretodo, aporta más igualdad al sistema, acabando con situaciones manifiestamente injustas como las que padecía Catalunya, y más transparencia a la financiación autonómica, a través de la creación de tres fondos que aclaran el destino y la procedencia de los recursos.


El primer fondo común, supone el 80% del sistema, e irá destinado a cubrir los servicios públicos básicos: educación, sanidad, y servicios sociales. El segundo fondo, de suficiencia, que supone un 16,5% del sistema, asegurará que todas las CC.AA. tienen dinero suficiente para el ejercicio de sus competencias transferidas, y que no en todos los casos, son las mismas. Y un tercer fondo de competitividad y convergencia, que representa el 3,5% del total del sistema, acabará de reajustar las desigualdades entre territorios, en función de parámetros más específicos.


El primer fondo es clave: todas las CC.AA. aportan un 75% de sus ingresos tributarios y el Estado un 5% más, con lo que se hace una bolsa común que después de repartirá, en primer lugar, siguiendo el criterio de población (será más del 90% del criterio de asignación), y después, ponderado con otros factores como la dispersión territorial, envejecimiento, etc. Esto asegura una mayor igualdad en la asignación de recursos per cápita para sufragar los gastos en los servicios públicos esenciales, aquellos que fundamentalmente afectan a personas, y que hasta el momento, no se daba. Se acaba así con los desagravios que sufrían las CC.AA. que más aportaban por renta, pero que menos recibían por cápita en servicios. Hasta ahora, el no tener en cuenta como elemento fundamental la población, había creado situaciones de verdadero lastre financiero, pues los espectaculares aumentos demográficos de algunas comunidades como Catalunya, no se veian compensados con una asignación suficiente de recursos para satisfacer esas necesidades.
Estando claro que aporta cada uno, y de donde y como se reparten los fondos comunes, se gana en transparencia, y se acaba con el oscurantismo financiero español, y con los apaños bilaterales y ad hoc para cada comunidad.
Además, y esto también demuestra cierta madurez democrática, el sistema revisará sus datos anualmente para hacer el reparto, y la validez de las actuales variables es de 5 años. Es decir, ya no pensamos que hacemos "el modelo", sino que nos dotamos de "un modelo", que deberá ser reajustado en función de la realidad social y territorial española.


El nuevo modelo, no solo supone un buen acuerdo para Catalunya, sino también para el resto de las Comunidades, pués de la complejidad del proceso negociador, la resultante es una mayor aportación global del Estado hasta los más de 11.000 millones que dice la Ministra Salgado.
Pero no solo eso: para los/as que somos federalistas, es un paso adelante. El acuerdo reconoce que en un Estado compuesto hay elementos comunes, elementos propios de cada comunidad, y elementos compartidos, y nos acerca a una visión federal de la solidaridad, en contra de las visiones centralistas, y también, en contra de las visiones no dispuestas a fomentar la solidaridad entre territorios, asentadas en una posición de privilegios frente al resto que nunca he compartido. El concierto vasco o el regimén foral navarro no son compatibles con el federalismo solidario, y creo, que son otra consecuencia más de una Transición no tan modélica como nos quieren hacer creer.
Este pacto, casi se puede decir que es paretoeficiente: todos ganan globalmente, y nadie pierde en términos absolutos, pues el Estado aporta más al sistema en su conjunto. En términos relativos, algunas comunidades verán reducido su porcentaje, pero el sistema es más justo en su conjunto, pues la franja más alta y la franja más baja estan más cerca, y nadie está ni muy por encima ni muy por debajo de la media.


En todo caso, aquí no acaba el debate financiero. Ahora tocan otras cosas, también relacionadas con la pasta:
a) Asegurar que la nueva financiación se destina a políticas públicas, y no a cubrir déficit, y por lo tanto, asegurar que los presupuestos tienen carácter social.
b) En función del modelo estatal y autonómico, fijar una solución a la financiación local, siempre el último mono en cuanto al dinero, pero la primera en dar atención a la ciudadanía, en especial, en periodos de crisis.

ALGUNES BONES RAONS PER VOTAR ICV-EUiA



Avui és l'últim dia de campanya electoral, i per tant, la darrera oportunitat per demanar el vot per una candidatura. Cap sorpresa si us dic que demano el vot per ICV-EUiA, encapçalada per Raul Romeva i Núria Lozano. Vull donar algunes bones raons per fer-ho.


1-Perque hem estat una de les poques candidatures que ha parlat de quina Europa volem, de quin paper d'Espanya i Catalunya a Europa, i no de qui governa Espanya o Catalunya, que no es decideix en aquestes eleccions. Hem proposat un altre model d'Europa.


2-Perque no hem fet salsa rosa de la crisi, ni dels qui la pateixen, les classes treballadores i populars. Hem proposat un altre model econòmic europeu.


3-Perque la fulla de serveis dels nostres eurodiputats és una garantia de treball, fermesa, compromis i constància, com ens ha estat reconegut.


4-Perque ens han mostrat el seu suport diversos sectors socials de progrès: sindicalistes com en Joan Coscubiela, intelectuals com Rosa Regás, artistes com Alberto San Juan o Mercedes Sampietro, o escriptores com Almudena Grandes.


5-Perque tenim el recolçament europeu d'altres amb qui compartim programa, tant des de l'ecologisme com des de l'esquerra alternativa.


En aquestes eleccions està en joc quin model d'Europa per sortir de les crisis (econòmica, política, cívica...), i en funció d'aquest resultat, quin futur per Espanya i per Catalunya dintre d'aquest marc comú. Nosaltres, apostem per una sortida d'esquerres i ecologista, per una Europa Federal, justa, igualitària, solidària, i pacífica. El repte paga la pena: tothom a les urnes!

DAVANT L'OPORTUNISME I LA MIOPIA, CAL LA COHERÈNCIA I FERMESA D'ICV-EUiA

El tema de les ajudes a la compra d'automòbils torna a posar en evidència als socialistes. S'omplen la boca sobre el nou model econòmic i piquen l'ullet a l'ecologisme Al Gorià, però continuen amb la financiació d'un model industrial obsolet i torpedinen la lluita contra el canvi climàtic en un dels eixos contaminants principals: els derivats de la mobilitat.
Davant d'això, una altra vegada ICV-EUiA ha continuat ferm en les seves conviccions, i sense menystenir els possibles efectes beneficiosos sobre l'ocupació, s'ha desmarcat d'aquestes mesures aprovades pel Govern català. Us deixo dues declaracions de la coalició que em semblen prou encertades. Per un costat, la nota del Coordinador General d'EUiA, Jordi Miralles, i més abaix el video de les declaracions del candidat d'ICV-EUiA, Raül Romeva.


CRISI DE DRETES, SOLUCIONS D'ESQUERRES

Amb aquest lema, afronta la campanya de les eleccions europees la coalició ICV-EUiA, que ja té candidatura, programa, i video electoral, com podeu veure més abaix.
Una campanya en coalició també amb Izquierda Unida, i que no serà gens fàcil donada la dificultat per explicar els temes europeus a la ciutadania, i on l'espai de l'esquerra transformadora i ecologista està molt competit, a pesar d'inacceptables il·legalitzacions.
En tot cas, Raül Romeva i Núria Lozano son garantia de compromís, radicalitat programàtica, proximitat a la ciutadania, i treball de valent per una Europa social, ecològica, i dels pobles.


CONFUSIONES POCO ACEPTABLES EN "EL PAIS"

Hoy es el quinto aniversario del atentado del 11-M en Madrid, y el diario EL PAIS dedica diversos artículos a la efeméride. Uno de ellos, escrito por Jorge A. Rodríguez, trata de explicar la vida en prisión de los ya condenados. Me ha parecido poco riguroso.
Empecemos por el subtítulo: "Los 12 presos musulmanes están en aislamiento, y los tres españoles, no". ¿No se puede ser español y musulmán?. El titular, siguiendo el criterio religioso, debería ser "Los 12 presos musulmanes están en aislamiento, y los 3 cristianos, no".
Pero la cuestión es, ¿porque se antepone el credo a cualquier otra característica? Si lo que se quiere decir es que el móvil de los terroristas estaba ligado al integrismo islamico, es así como se debería haber expresado, porque de lo contrario, facilitamos el paralelismo musulmán = integrista islámico, y por ende, musulmán = terrorista.
En un país como España, que ya tiene suficientes elementos (algunos actuales, otros históricos) de reacciones xenófobas contra el mundo musulmán, no caben estos reduccionismos por parte de los medios de comunicación, que se entiende, deberían informarse y formarse mejor sobre los temas de los que escriben, y sobretodo, cuidar el lenguaje en temas que pueden provocar tensiones sociales.
Después, el articulista sigue en sus trece, diferenciando a los presos "practicantes" de los "no practicantes". Además de que esta clasificación puede ser correcta para nuestro entorno judeo-cristiano, pero en el mundo islámico no encaja exactamente, se vuelve a meter el tema religioso de por medio, sin venir a cuento. Si rezan o no en la cárcel, es un acto privado que a efectos penales/penitenciarios, no dice nada. De los 3 españoles, no se nos dice si son o no practicantes, porque se entiende que nada tiene que ver con su condición penal.
Y hay detalle que no me parece aceptable. El artículo empieza con el siguiente párrafo:
"Jamal Zougam tiene 35 años de cárcel por delante y 192 muertos a sus espaldas. El viernes hará cinco años que cayó preso, acusado de haber colocado algunas de las 13 mochilas bomba del atentado del 11 de marzo de 2004. Vive aislado y solo en su celda del penal de Alicante, pero vive. El jueves que viene cumplirá otro lustro de presidio José Emilio Suárez Trashorras, el minero esquizofrénico que llenó de dinamita las manos de los terroristas, cuya vida es más amable en el módulo terapéutico de Mansilla de Mulas (León), sin remordimientos confesos por tanto asesinato cometido por su falta de escrúpulos".
¿Que significa "pero vive"? ¿Que no debería vivir? ¿Que debería malvivir?. En un momento en que ha vuelto el debate de la cadena perpétua (no nos engañemos, el transfondo es la pena de muerte), tratado de manera torticera en medios públicos y privados, un comentario de este tipo, a mi entender, sobra. Y si no, que se escriba un artículo de opinión al respecto, pero no una crónica sobre los hechos con valoraciones subjetivas de este tipo.
De la misma manera, el articulista no puede entrar a valorar si Trashorras vive "sin remordimientos confesos por tanto asesinato cometido por su falta de escrúpulos", algo que en todo caso ya no importa más que al interesado, pues el arrepentimiento (que no remordimiento) puede funcionar como eximente que reduzca el marco penal abstracto en el momento de imponer la pena, pero no después, durante el cumplimiento de la condena. A las víctimas, creo que les puede interesar, en todo caso, una petición de perdón por parte de Trashorras, que es independiente del remordimiento o no, más en el caso de una persona enferma mental.
En definitiva, y sin que el ánimo sea criticar a este periodista en concreto, creo que los medios de comunicación deben ser más rigurosos en el lenguaje y en el tratamiento de los temas, y separar nitidamente la exposición de los hechos de las valoraciones subjetivas.

JOAN JOSEP NUET, COMPROMES AMB LA PAU



Avui en Joan Josep Nuet, Senador d'EUiA en el grup de l'Entesa, sortirà de Larnaca (Xipre) cap a Gaza, en un vaixell de l'ONG Free Gaza, que té com a missió portar allà ajuda humanitària. L'acompanyen periodistes i altres diputats europeus en aquest acte solidari en favor de la Pau i del poble palestí, massacrat injustificadament per l'Estat d'Israel. Juntament amb una periodista d'El Mundo, son els dos únics espanyols de la missió, que es preveu complicada. En tot cas, vull donar el meu suport a aquesta iniciativa i a Nuet. Bona sort company! Estem amb tú!

ADEU ALVAR


El dia 4 de Gener va morir el company i amic Alvar Badia. Me'n vaig assabentar de la seva mort ahir a la nit quan al tornar d'Istanbul, vaig obrir el mòbil i el correu electrònic. Ja sabia del seu estat de salut gravíssim, desprès d'un problema circulatori el dia 19, però la seva mort m'ha agafat fòra d'Espanya, i ha estat una pena per a mi no poder assistir al seu acte de comiat.


Alvar era un militant comunista, un treballador prejubilat de l'energia compromés amb el sindicalisme de classe i els moviments populars, amb la justicia social i amb els drets nacionals de Catalunya, i que tenia una especial relació de solidaritat política i afecte personal amb el poble cubà.


Un home afable, un company de lluita honest, modest, i sempre disposat a donar un cop de mà, i que cada dia s'informava i llegia per ser millor comunista, per tenir opinió fonamentada sobre les causes que defensava. Era molt agradable conversar amb ell sobre qualsevol tema d'actualitat, als que sempre hi afegia un toc d'humor. Era un optimista, un vitalista que combinava amb encert la lluita i el gaudir de la vida.


Alvar, et trobarem a faltar.