POR AMINATOU HAIDAR

1 comentari:

Carles Acózar ha dit...

Emir de los creyentes: dijo el profeta en su canto que el Padre de todos es grande y misericordioso.
¿Será más sabio que el profeta quien con una sóla palabra de su boca puede mudar el dolor en alegría, al desvalido en reconfortado, al perdido en reencontrado, y no lo hace?
¿Será acogido en los aromas del jardín quien sembró, antes que el amor paterno, el odio ajeno?
¿Esperan, el fiel y la espada ensangrentada, ensuciar con su presencia el prístino árbol donde reposa, con su collar de estrellas, la paloma?
Emir de los Creyentes: entre los abandonados encontró su ejército y del lugar perdido hizo su templo, del verde su divisa y de la misericordia y la sabiduría la fuerza de su voz y su mensaje: ¿El más pequeño de sus hijos ha de ser quien en la balanza decante el destino a los ojos y oidos de los pueblos?
Emir de los creyentes, el único es grande y misericordioso.
Gibran Khalil Almoravid