EL INTEGRISMO ISLÁMICO Y LAS IZQUIERDAS (I): VISIÓN GENERAL

Estos días, a raíz del conflicto de Gaza, he estado reflexionando sobre algunas cuestiones relacionadas con el integrismo islámico y sobre su enfoque desde las izquierdas, sobretodo al ver como se han ido pronunciando diferentes sectores de las izquierdas en las manifestaciones, en los comunicados de solidaridad, y en las propuestas sobre el conflicto.

Creo que las fuerzas de progreso deben tratar con más rigor y perspectiva los conflictos en los que aparezca la componente islámica, para no dejar la acción política en la consigna, la frase hecha y el frentismo a lo Bembela. No hablo de hacer, desde Europa especialmente, un juicio de valor sobre el comportamiento social/político/electoral de los pueblos donde el islamismo político está presente. No sería justo, ni adecuado, ni respetaría la soberanía popular. Hablo de como nos relacionamos nosotros con ellos a partir de un análisis de los conflictos que nos permita encontrar puntos comunes desde los cuales se ejerce la solidaridad internacionalista y el compromiso político.
Lo digo porque estos días, a raíz del conflicto en Gaza, he leído cosas que me parecen inaceptables desde la izquierda. He visto como en algunos portales "de lo más alternativo" se alababa al integrismo islámico más reaccionario y se les ponía al mismo nivel que a Evo Morales o Hugo Chávez. Cito directamente, a modo de ejemplo, este artículo publicado en Rebelión, hecho por Sara Flounders, codirectora de International Action Center (con un portal web, por cierto, donde se puede encontrar hasta un espacio de defensa de la República Popular de Corea del Norte):

"En este Foro saludamos a la poderosa resistencia iraquí y la lucha librada por todas las diferentes fuerzas que se oponen a la ocupación estadounidense. Saludamos a la resistencia en Afganistán -una resistencia jamás esperada por Estados Unidos-. Saludamos a las heroicas fuerzas de Líbano, conducidas por Hezbolá, que inflingió un devastador revés a Israel en 2006.
Estamos con los pueblos de Siria e Irán, que frente a las amenazas de EEUU e Israel han sabido mantenerse firmes. Aplaudimos a los pueblos de Venezuela y Bolivia que han demostrado una enorme solidaridad con la lucha librada en Gaza mientras organizan la construcción de una sociedad más justa
."

¿Como dice?....Por ejemplo, ¿que tiene que ver Evo Morales, que está triunfando en sus programas de alfabetización, con los talibanes que destruyen escuelas porque se enseña a niñas?

Ya había criticado en otras ocasiones a Rebelión, que pese a tener contenidos de calidad muchas veces, tantas otras veces opta por dar tribuna a la extravagancia y al maniqueismo político de la izquierda mesiánica, hasta un punto insoportable.

Por suerte, la propia Rebelión da voz a opiniones más fundamentadas y con más perspectiva, como este magnífico artículo de Vicenç Navarro sobre Afganistan y los talibanes, que fueron creados y financiados por EE.UU., como ahora parece olvidar la ultraizquierda. A la lectura obligada de ese artículo me remito, donde se exponen algunas de las ideas que aquí defiendo.

El integrismo islámico es un monstruo heredado del siglo XX, una consecuencia más de la Guerra Fría, y que nació, al igual que otros monstruos de aquel siglo (las dictaduras latinoamericanas, las guerras civiles africanas...) para imposibilitar el progreso social y las alternativas democráticas en cada uno de los continentes, como recuerda el profesor Navarro en su artículo. No nos equivoquemos: el islamismo integrista ve tan enemigo al imperialismo occidental como a la clase trabajadora organizada para emanciparse (la de sus paises y la de terceros).

Por eso, ni entiendo ni comparto que se situe al islamismo integrista como aliado de las izquierdas, ni siquiera tácticamente. Una cosa son los partidos islamistas que intentan ser homólogos de la democracia cristiana en el mundo musulmán, y otra el integrismo islámico, que quede claro. Pero estos últimos, con formas y expresiones diversas en función del país y de la corriente del Islam a la que se adscriben, deben recibir un rechazo de plano por parte de las fuerzas de progreso. La misma correspondencia entre fines y medios que nos autoexigimos, debe ser aplicada a la hora de realizar alianzas internacionales, y en el caso del integrismo islámico, creo que ni fines ni medios concuerdan con lo que representamos las izquierdas occidentales. Ni en los temas de fondo (la organización social de la producción, el papel de la mujer...), ni en los métodos de lucha (la justificación del terrorismo, el martirilogio...); no tenemos puntos en común. Que política y militarmente se enfrenten a los mismos que nosotros combatimos, no nos convierte ni en aliados, ni mucho menos en cómplices. De hecho, las organizaciones progresistas de esos paises han sido víctimas de ambos de nuestros enemigos.


Por ejemplo, Sadam Hussein reprimió fuertemente a los comunistas iraquíes, pero alguna izquierda amnésica se empeñó después en presentarlo como héroe antiimperialista por sus sucesivos enfrentamientos con la Administración norteamericana.
Por eso, es destacable que el Partido Comunista de Irak, pese a su difícil contexto en la ocupación estadounidense, siga apostando por la lucha política pacífica y no por la alianza con el terrorismo iraquí e internacional; o que en su comunicado de condena de la agresión israelí a Gaza no cite a Hamas ni una sola vez, y sin embargo, sí que anime a retomar la unidad política de los palestinos. Sin embargo, si atendemos a otras opiniones, estaremos ante unos colaboracionistas con el imperialismo americano, por el hecho de participar en el gobierno de coalición iraquí o aceptar la nueva constitución. Sinceramente, y salvando las distancias, me recuerda a las discusiones entre las fuerzas de la izquierda entorno a si participar o no en el Sindicato Vertical del franquismo, pero hay una diferencia: allí había la posibilidad de encontrar objetivos comunes, pese a la disparidad estratégica o de métodos. Con el islamismo integrista, veo casi imposible confluir más allá de la respuesta armada desesperada, que en la mayoría de casos solo acelera la acción-reacción que paga la población civil en forma de unas condiciones de vida mediadas por el terror.

JOAN JOSEP NUET, COMPROMES AMB LA PAU



Avui en Joan Josep Nuet, Senador d'EUiA en el grup de l'Entesa, sortirà de Larnaca (Xipre) cap a Gaza, en un vaixell de l'ONG Free Gaza, que té com a missió portar allà ajuda humanitària. L'acompanyen periodistes i altres diputats europeus en aquest acte solidari en favor de la Pau i del poble palestí, massacrat injustificadament per l'Estat d'Israel. Juntament amb una periodista d'El Mundo, son els dos únics espanyols de la missió, que es preveu complicada. En tot cas, vull donar el meu suport a aquesta iniciativa i a Nuet. Bona sort company! Estem amb tú!

ADEU ALVAR


El dia 4 de Gener va morir el company i amic Alvar Badia. Me'n vaig assabentar de la seva mort ahir a la nit quan al tornar d'Istanbul, vaig obrir el mòbil i el correu electrònic. Ja sabia del seu estat de salut gravíssim, desprès d'un problema circulatori el dia 19, però la seva mort m'ha agafat fòra d'Espanya, i ha estat una pena per a mi no poder assistir al seu acte de comiat.


Alvar era un militant comunista, un treballador prejubilat de l'energia compromés amb el sindicalisme de classe i els moviments populars, amb la justicia social i amb els drets nacionals de Catalunya, i que tenia una especial relació de solidaritat política i afecte personal amb el poble cubà.


Un home afable, un company de lluita honest, modest, i sempre disposat a donar un cop de mà, i que cada dia s'informava i llegia per ser millor comunista, per tenir opinió fonamentada sobre les causes que defensava. Era molt agradable conversar amb ell sobre qualsevol tema d'actualitat, als que sempre hi afegia un toc d'humor. Era un optimista, un vitalista que combinava amb encert la lluita i el gaudir de la vida.


Alvar, et trobarem a faltar.